¡¡ADVIENTO: ES TIEMPO DE SOÑAR!!

Motivación
Debemos estar atentos: si nos roban la esperanza y la ilusión por superarnos y hacer un mundo un poquito mejor para todos, estamos perdidos. Si perdemos la esperanza sólo nos queda caminar, sin rumbo ni futuro, hacia un mundo deshumanizado y sin ilusiones de mejorar.
Nuestra tarea en el colegio, debe ser un signo de esperanza, un estilo de vida que nos ayude a no dejarnos arrastrar; no lo olvidemos, ser alumno Marista es mirar la realidad y ver que hay personas necesitadas de nuestra ayuda.
La campaña de Navidad, con unos kilos de comida no es mucho, pero ayuda a ser sensibles a las pobrezas de muchas personas; un watsApp o una llamada a “destiempo” tampoco es mucho, pero puede animar a una persona, porque así le decimos que es importante para nosotros. Una oración, un gesto de perdón, una mirada de acogida…
¡Hay tanta esperanza por sembrar y tantos sueños por hacer realidad!
Le pedimos a Dios un poco de esperanza y mayor sensibilidad para ser solidarios con los más débiles… Porque, no lo olvidemos, ¡¡es tiempo de soñar!! Y luchar para hacer realidad nuestros sueños…

Y yo, ¿qué tengo que hacer? Nos lo cuenta san Lucas; Del evangelio de San Lucas

En aquél tiempo, la gente le preguntaba una y otra vez a Juan:
- “Pero, ¿qué debemos hacer?”
Y él les respondía:
- “El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo.”
Vinieron unos recaudadores de impuestos:
- “Maestro, ¿qué debemos hacer?”
El les dijo:
- “No exijáis más de lo que os está fijado.”
Y luego unos soldados:
- “Y nosotros ¿qué debemos hacer?”
Él les dijo:
- “No hagáis extorsión a nadie, no hagáis falsas propuestas, y contentaos con vuestra paga.”
Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería el Mesías. Respondió Juan a todos, diciendo:
- “Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu.” Y, con otros muchos ejemplos, anunciaba al pueblo la Buena Nueva.

Palabra de Dios


Los primeros hermanos nos enseñan a “movernos” para soñar y hacer realidad nuestros sueños, porque es posible dar lo mejor de nosotros
Marcelino buscaba jóvenes para realizar su sueño de ayudar a los niños de todas las aldeas y pueblos de alrededor. Pero no contó con gente famosa, ni con estudios, ni con gente especialmente brillante.
Juan María era un antiguo soldado de 22 años que no sabía ni leer. Juan Bautista era aún menor de edad, casi un niño. Juan Claudio, era un agricultor. Antonio tampoco sabía leer a sus 18. Bartolomé sólo tenía 14 años. Gabriel acababa de hacer su primera comunión.
Eran gente muy sencilla, pero que tenían una gran cualidad: la disponibilidad. Aportaban con entusiasmo lo poco que tenían. Y el padre Champagnat los fue educando y los convirtió en Hermanos, catequistas y maestros.

Peticiones Respondemos: “Ven, Señor Jesús”
- Para que confiemos en tu venida en medio de nosotros…
- Para que saquemos lo mejor que Dios nos ha dado como personas…
- Para que hagamos un esfuerzo en nuestros estudios y abramos caminos de esperanza…
- Para que construyamos un colegio comprometido y esperanzado y unas clases que avanzan y crecen…
- Para que vivamos la solidaridad cada día de nuestra vida…
- Para que seamos sembradores de esperanza y testigos de la Buena Noticia que nos trae la Navidad…
- Para que la celebración del Centenario del colegio sea una oportunidad para responder cada uno de nosotros a la confianza que Dios ha puesto en los que formamos parte de San José del Parque…

Oración final (todos juntos)
A veces las persianas de mi casa
están cerradas y no entra la luz.
Mala cara, peleas, palabras que hieren, empujones…

Hay días así, con una avalancha de conflictos.
Llega la noche en mi corazón
y también en el de mis amigos.

Sin embargo, la luz está ahí,
justo detrás de las persianas.
¡Basta con abrirlas, basta con dar un paso…!

Señor Jesús, tú que eres Luz,
ayúdame a encender el perdón y la PAZ.
Quiero dejarte sitio, Señor,
para que nazcas en mi casa
y en mi vida esta Navidad.