CUARENTA DÍAS PARA SOÑAR QUE ES POSIBLE

Motivación
Acabamos de comenzar la Cuaresma 2015… Y sabemos que cada uno de nosotros estamos siempre con prisas. De casa al colegio y del colegio a casa. En autobús o en coche. ¡Siempre en camino!
Y en la celebración de la Ceniza nos lo han dicho: la Cuaresma es un camino hacia la Pascua, un camino de cambio, de poner nuestra mirada en Dios... La Cuaresma es una oportunidad para soñar que es posible superar límites y fallos, acoger a Dios en nuestra vida y ponernos en marcha; eso sí, no podemos engañarnos, la Cuaresma nos enseña que recorrer este camino supone un esfuerzo constante y, más de dos veces, aceptar la cruz. Y es que es posible alcanzar nuestros sueños, pero a precio de Cruz.
Jesús nos enseña a caminar hacia la Pascua, pasando por Jerusalén, donde será entregado y condenado a muerte. Sabe a dónde va y lo que le espera. No sé si sabes tu destino y si te has puesto en camino. Es una ocasión maravillosa y, por esto, pedimos ayuda a Dios.

Mateo 20, 17-19
Cuando Jesús subía a Jerusalén, tomó consigo a los doce discípulos aparte y les dijo por el camino:
“Mirad, estamos subiendo a Jerusalén. Allí el Hijo del hombre va a ser entregado a los jefes de los sacerdotes y maestros de la ley, que lo condenarán a muerte, y lo entregarán a los paganos, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen, pero al tercer día resucitará.”
PALABRA DE DIOS

¡¡¡Nos lo enseña el mismo Dios!!!
Cuando Dios quiere algo de alguien, le empuja a ponerse en camino. Así lo hizo con Abrahán, Moisés, el pueblo de Israel…
Y Dios nos pone en camino, como hizo con aquellos personajes, para que encontremos nuestra identidad, que sepamos quienes somos de verdad, que descubramos sus proyectos sobre nuestra vida, lo que quiere y espera de nosotros, nos pongamos en sus manos y confiemos plenamente en Él.

Pidamos a Dios que nos ayude a ponernos en camino. Respondemos: Ayúdanos, Señor.
- Para que que escuchemos la voz de Dios en medio de tantos ruidos que nos confunden.
- Para que nos pongamos en camino para avanzar en nuestro proyecto de vida.
- Para que quitemos de nuestra vida pesos que nos estorban y nos impiden avanzar.
- Para que luchemos por nuestros sueños y no temamos al esfuerzo y a las renuncias.
- Para que contemos con la ayuda de quienes, como nosotros, también han comenzado a caminar.
- Para que la celebración de la misa, la Biblia y la oración sean medios habituales de encuentro con Dios.


ORACIÓN (todos juntos)
Señor, estamos en camino,
y encontramos dificultades en algunos pasos.
Pero si caminos a tu lado,
y sabemos bien a dónde vamos, será más fácil avanzar.
Para el camino llevamos un proyecto de vida
que nos compromete y anima,
la presencia de personas que has puesto con nosotros
y la capacidad de responder a lo que esperas de cada uno.
Que tus palabras de vida nos lleven hacia ti,
que nuestros actos sean signo de nuestro esfuerzo,
que, cada amanecer, miremos con esperanza confiada
para abrir las puertas de nuestra vida con una actitud
de fe,de trabajo diario, de ilusión renovada
y de compromiso decidido.
¡Ayúdanos a caminar, Señor!