DE CORAZÓN CON LOS QUE YA ESTÁN JUNTO A DIOS

Motivación
En el mes de noviembre los cristianos recordamos, de modo especial, a nuestros difuntos. Por eso, vienen a nuestro recuerdo muchas personas buenas que nos dejaron la riqueza de sus vidas, la alegría de su entrega y el testimonio de su fe.
Fueron personas que lucharon por crear una familia, por hacer realidad sus sueños y proyectos en el pequeño entorno que les tocó vivir. Sus testimonios nos dicen que se puede vivir queriendo y esforzándose por compartir cuanto eran con los demás.
Todo ese esfuerzo tenía un objetivo: que los que vivían con ellos fueran felices. Damos gracias por todos ellos al Señor. Son ejemplos que no debemos olvidar, haciendo que cada día sea mejor que el anterior e incorporando esas lecciones no escritas que nos dieron esas personas buenas a las que seguimos queriendo, aunque ya no están junto a nosotros.
En nuestra oración rezamos por el eterno descanso de todos nuestros seres queridos y de quienes han formado parte de nuestra Comunidad Educativa.

VI UN CIELO NUEVO Y UNA TIERRA NUEVA (Ap 21, 1-5a.6b-7)
Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra han pasado, y el mar ya no existe. Vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, enviada por Dios, arreglada como una novia que sea adorna para su esposo. Y escuché una voz potente que decía desde el trono: "Esta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos. Ellos serán su pueblo y Dios estará con ellos. Enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque el primer mundo ha pasado."
Y el que estaba sentado en el trono dijo: "Ahora hago el universo nuevo. Yo soy el alfa y la omega, el principio y el fin. Al que tenga sed le daré gratis de la fuente de vida. El que gane, heredará estas cosas. Y seré su Dios y él será mi hijo.".
Palabra de Dios

Danos, Señor, tu paz… Respondemos: "Escúchanos, Señor"
- Que todos nuestros difuntos puedan estar a tu lado, viviendo la plenitud de la Vida…
- Que el ejemplo de sus vidas nos animen a seguir sus pasos…
- Que aprendamos de los que nos han precedido cómo amar y entregarse hasta el final…
- Que en el colegio y en la familia sigamos el camino de felicidad que nos ofreces…
- Que seamos testigos de serenidad, de alegría y de ilusión; que los que están a nuestro lado siempre descubran en nosotros motivos para seguir adelante…


Ave María

Oración para compartir un camino de felicidad y de vida


Señor Jesús, tú has descubierto a sus amigos
este camino hacia la felicidad y nos dices:

FELICES los que no estáis atados a las cosas,
porque yo he empezado ya a llenaros
la vida de sentido.
FELICES los que aceptáis el sufrimiento,
porque sabéis descubrir el gozo profundo,
de cada una de las pequeñas cosas.
FELICES los que compartís el dolor,
porque podéis alcanzar el gusto
de la intimidad.
FELICES los que mantenéis despiertos
la capacidad de admiración,
porque no perderéis nunca la ilusión de vivir.

FELICES los que todo lo perdonáis,
porque siempre estaréis en paz.
FELICES los que encontráis difíciles
algunos pasos del camino,
porque es señal de que van avanzando.
Señor Jesús,
gracias por tu camino de felicidad.
Gracias porque nos dices la realidad
de la vida y no quieres
que nos sintamos engañados.
Gracias, Señor,
por la senda de felicidad
que nos han enseñado todas las personas queridas
que ya están junto a ti:
te pedimos que les des tu abrazo de paz y eternidad. Amén