Domund 2018

Como cada año, se acerca la celebración del DOMUND (Domingo Mundial de la Propagación de la fe) el día 21 de Octubre.

 

MATERIALES DE 2018



Este año el lema, muy ligado a nuestro objetivo educativo, es “ CAMBIA EL MUNDO”, no es otra cosa que lo que hace la Iglesia desde su nacimiento, lo que hacen los misioneros cuando son enviados al mundo, lo que hace cualquier cristiano que se ha tomado en serio el ser discípulo misionero.

Los misioneros nos muestran que es posible un cambio “a mejor”, profundo y real. Ellos pueden ser para todos, y en especial para nuestros alumnos, un referente de compromiso y esperanza; sus vidas constituyen la prueba palpable de que un corazón en el que ha entrado Dios, con toda su novedad y creatividad, puede cambiar el mundo.

El cambio que promueve el DOMUND nace del corazón donde ha entrado Dios. Desde un corazón que ama se vence el egoísmo, se deja de pensar solo en las necesidades propias y se comienza a pensar en las necesidades de los demás.
 

Rezamos por los frutos de la Misión… Respondemos: Ayúdanos Señor.
• Por la Iglesia, para que toda ella sea testigo de misericordia. Roguemos al Señor.
• Por el Papa y los obispos, para que ayuden a todos los fieles a ser “Iglesia en salida”. Roguemos al Señor.
• Por todos los cristianos, para que nuestra oración humilde nos ayude a ser misioneros de la misericordia de Dios. Roguemos al Señor.
• Por las personas que sufren, para que vean en quienes les ayudan el rostro de la misericordia de Dios. Roguemos al Señor.
• Por los misioneros y misioneras en todo el mundo, para que sigan saliendo con la alegría de la misericordia al encuentro de los demás. Roguemos al Señor.
• Por nosotros, para que dejemos nuestra comodidad y salgamos a las periferias existenciales que aguardan el anuncio del Evangelio. Roguemos al Señor.

 

Oración del Domund 2018

Señor, ayúdame a cambiar para cambiar el mundo.
Necesito renovar el corazón, la mirada, mis modos de hacer,
para no terminar en un museo.
Y no es solo renovar lo viejo:
es permitir que el Espíritu Santo cree algo nuevo.

Señor, vacíame de mis esquemas para hacer sitio a tu Espíritu
y dejar que sea Él quien haga nuevas todas las cosas.
Él nos envía, nos acompaña, nos inspira;
Él es el autor de la misión,
y no quiero domesticarlo ni enjaularlo.
Haz que no tenga miedo de la novedad que viene de Ti,
Señor Crucificado y Resucitado.
Que mi misión sea comunicar tu vida, tu misericordia, tu santidad.
Enséñame a amar como Tú para cambiar el mundo. Amén.