ERE

Inevitablemente unido a los procesos de formación cristiana y al anuncio explícito de la fe, está el conocimiento y la formación religiosa bien sistematizada. La ERE trabaja conjuntamente y de forma coordinada con la Pastoral colegial para que los alumnos consigan una educación integral.

La ERE desarrolla sus programaciones, objetivos, contenidos y evaluaciones como el resto de las materias y respetando la legislación vigente.
1. Conocer la estructura del Hecho Religioso, al menos, en perspectivas fenomenológicas e históricas.
2. Identificar los símbolos, procesos y propuestas de las diferentes religiones, saber expresar sus ideas y experiencias clave, los tópicos en torno a ellas y las diferentes sensibilidades que contienen.
3. Conocer, valorar y situar las aportaciones positivas y negativas de las religiones en la historia de la humanidad, siendo capaz de estudiarlas en su contexto histórico y relato vital.
4. Entender, dialogar y desarrollar las respuestas e interrogantes adicionales que sobre cuestiones de sentido, misterio, asombro, trascendencia tienen las diferentes religiones.
5. Dialogar, conocer y estudiar los elementos de la crítica a la religión y las religiones, diferenciando los aspectos que han hecho avanzar la reflexión sobre el hecho religioso, de los demasiado contextualizados o injustamente atribuidos.
6. Ser capaz de entender, comprender y situar las manifestaciones y la influencia del hecho religioso en el arte, la música, la literatura...
7. Conocer y valorar la opción agnóstica y atea, situar sus razonamientos y experiencias, así como sus aportaciones.
8. Practicar, situar y desarrollar el valor de las religiones como mediadoras para la paz, la justicia y el encuentro diverso y multicultural, así como la reflexión ética sobre el ser humano y su relación con el mundo, el tiempo en el que vivimos y su compromiso con las generaciones venideras.
9. Ser capaz de encontrar una relación entre la religión propia y otras opciones religiosas que ayuden a fortalecer la de cada uno, a darle madurez y a mejorar continuamente la opción personal espiritual y religiosa.
10.Ayudar a integrarse críticamente en la sociedad y ofrecer respuestas a la búsqueda del sentido de la vida.