FIESTA DE LA VIRGEN DE LA ALMUDENA

Motivación
Celebramos ayer, 9 de noviembre. celebramos en Madrid la fiesta de nuestra Patrona, la Virgen de la Almudena.
Si repasamos un poco la historia, descubrimos que, hacia el año 714, la imagen de Nuestra Señora fue escondida por los cristianos en un hueco que hicieron en las murallas de la Villa de Madrid, para evitar profanaciones.
Una vez conquistado Toledo, en mayo de 1085, Alfonso VI volvió a insistir en la búsqueda de la Imagen oculta por los cristianos, celebrándose un piadoso novenario o rogativa por el éxito de la búsqueda, que finalizó con una procesión presidida por el Monarca y los Prelados; y al pasar la comitiva frente a la alhóndiga o Almudith, establecida tiempo atrás; se desplomaron unas piedras, dejando al descubierto la Imagen llamada desde entonces de la Almudena- que conservaba encendidas dos candelas, con las que fue escondida al ser ocultada 369 años antes. Era el día 9 de noviembre de 1085.
La Virgen de la Almudena ha acompañado la vida de millones de madrileños a lo largo de la historia y sigue haciéndolo en nuestros días; además, es para los cristianos de Madrid, fortaleza y el mejor modelo a seguir: para superar las dificultades, para decir sí a Dios, estando comprometidos con lo que cada día nos toca vivir.
Rezamos hoy juntos a nuestra Patrona de Madrid.

"¡Estad alegres!" Jn 19, 25-27
Junto a la cruz de Jesús, estaban su madre, la hermana de su madre, María la de Cleofás, y María la Magdalena.
Jesús, al ver a su madre, y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo". Luego, dijo al discípulo: "Ahí tienes a tu madre".
Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.
Palabra de Dios

Renace la alegría en nuestra oración… Respondemos: María, sé nuestra fortaleza
- Cuando aparecen las dificultades, sentimos miedos, desilusiones y ganas de tirarlo todo por la borda…
- Cuando nos lleguen momentos de tomar decisiones importantes en nuestra vida…
- Cuando no tenemos ganas de estudiar y nos puede la rutina…
- Cuando evitamos asumir nuestra responsabilidad y dejamos los deberes para otro momento…
- Cuando nos piden ayuda y alguien necesita algo de nosotros…
- Cuando no rezamos y alguien nos invita a descubrir la presencia de Dios en nuestra vida…

Oración a la Virgen de la Almudena (todos juntos)

Virgen de la Almudena,
Madre y Señora nuestra,
que estuviste oculta
en las murallas del viejo Madrid
y te nos manifiestas ahora
como Madre de inmensa ternura
a quienes te veneramos
con filial devoción.

Tu nombre de Almudena
hace referencia a fortaleza;
danos constancia firme
para vivir siempre seguros
en la fe de la Iglesia.

Mantén vivo nuestro amor
y fuerte nuestra esperanza,
para que ningún obstáculo
pueda desviarnos
del camino de la salvación.

Llena con tu presencia maternal
la dura soledad de los que sufren.

Acoge con tu amor
las súplicas de tus hijos.

Abre nuestros corazones
a la alegría del Espíritu.

Como excelsa Patrona de Madrid
bendice y protege a quienes
veneran con amor tu nombre santo
y el de tu Hijo.
Amén.