Oración Jornada Mundial en favor de los Pobres

Motivación
Al concluir el Año de la Misericordia, el Papa Francisco instituyó la Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará por segunda vez el próximo domingo, 18 de noviembre de 2018, con el lema: “Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”.
El Papa Francisco, con motivo de esta jornada, nos dice: «Las palabras del salmista las hacemos nuestras desde el momento en el que también nosotros estamos llamados a ir al encuentro de las diversas situaciones de sufrimiento y marginación en la que viven tantos hermanos y hermanas, que habitualmente designamos con el término general de “pobres”. Quien ha escrito esas palabras no es ajeno a esta condición, sino más bien al contrario. Él ha experimentado directamente la pobreza y, sin embargo, la transforma en un canto de alabanza y de acción de gracias al Señor. Este salmo nos permite también hoy a nosotros, rodeados de tantas formas de pobreza, comprender quiénes son los verdaderos pobres, a los que estamos llamados a dirigir nuestra mirada para escuchar su grito y reconocer sus necesidades.»
Por eso, pide que cada realidad de la Iglesia «Los pobres nos evangelizan, ayudándonos a descubrir cada día la belleza del Evangelio. No echemos en saco roto esta oportunidad de gracia», así como al compromiso por compartir los bienes y a la oración común.
Nosotros en San José del Parque nos unimos a esta petición del Papa y rezamos para que nuestras obras sean reflejo de nuestro compromiso por hacer un mundo más justo y más humano para todos.

Lectura de la Biblia 1 Jn 3, 16-19
Hermanos:
En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos. Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él?
Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad.
En esto sabremos que somos de la verdad, y nos sentiremos seguros delante de él
Palabra de Dios

Nos unimos en la oración…
— Por la Iglesia, para que presente ante el mundo el testimonio auténtico del amor y del cuidado por los pobres. Roguemos al Señor.
— Por los que dirigen las naciones y por los que tienen responsabilidades en el campo económico y social, para que pongan sus esfuerzos en la promoción de los más desfavorecidos. Roguemos al Señor.
— Para que cada uno de los cristianos nos sintamos llamados a vivir nuestra vida comprometidos con los más pobres y necesitados, que escuchemos con generosidad la voz de Dios y trabajemos por un mundo mejor y más justo para todos. Roguemos al Señor.
— Por los que están en desempleo, los enfermos, los que carecen de cultura y formación, los que viven solos, los que tienen alimentos o agua potable, los que no tienen un hogar digno, los que han tenido que migrar, para que encuentren en nosotros comprensión, consuelo y ayuda. Roguemos al Señor.

Oración final (todos juntos)

Señor, enséñanos a no amarnos a nosotros mismos,
a no amar solamente a nuestros amigos,
a no amar sólo a aquellos que nos aman.
Enséñanos a pensar en los otros y a amar,
sobre todo, a aquellos a quienes nadie ama.

Concédenos la gracia de comprender que,
mientras nosotros vivimos una vida demasiado feliz,
hay millones de seres humanos,
que son también tus hijos y hermanos nuestros,
que mueren de hambre, sin haber merecido morir de hambre;
que mueren de frío, sin haber merecido morir de frío.

Señor, ten piedad de todos los pobres del mundo.
Y no permitas, Señor, que nosotros vivamos felices solos.
Haznos sentir la angustia de la miseria universal,
y líbranos de nuestro egoísmo. Amén