Proyecto educativo institucional

Vivimos en un mundo en constante cambio que nos exige a todos un proceso continuo de adaptación. Y si alguien necesita estar permanentemente en estado de alerta para incorporar el cambio desde las nuevas realidades sociales, culturales, educativas, económicas... que van surgiendo, es la escuela. Aprovechemos el cambio social como oportunidad de renovación, para dar mejor respuesta a los retos que se nos plantean hoy.

El Proyecto educativo institucional es una carpeta integradora de documentos vivos de diversa naturaleza, origen, ámbito y vigencia por estar sujetos al cambio. Incorpora capítulos tan diferentes como el Carácter propio institucional o las concreciones curriculares y al mismo tiempo, comparte la estructura del Proyecto educativo de centro. Se trata, pues, de coordinar la globalidad compartida que supone un Proyecto educativo institucional con lo específico propio de cada centro.

El Carácter propio de los centros maristas es el acento particular que permite dar un aporte de novedad a la cultura de nuestro tiempo. Nuestra mirada de educadores descubre en los jóvenes el rostro de Jesús. El encuentro con esos rostros desafía nuestra acción educativa, despierta la creatividad, cuestiona lo cotidiano y provoca el diálogo permanente con nuestra sociedad. 

Más información sobre el Proyecto educativo institucional en este enlace

.