ORACIÓN 4 JUNIO 2021

 

San Marcelino Champagnat:
Todo por María, para llevar hacia Jesús

 

Motivación
Este domingo, 6 de junio, festejamos a nuestro Fundador, este año tal vez de manera muy distinta a como lo hacemos comúnmente. Lo celebramos de forma más sencilla y discreta, pero no con menos profundidad y alegría que otras veces. La situación que vivimos nos mueve a honrar a San Marcelino desde una perspectiva más reflexiva. Ante una situación como la que hoy vivimos, ¿cuáles serían algunos elementos clave de nuestro ADN Marista que podrían ayudarnos a salir adelante juntos? ¿Qué me dicen hoy la confianza, la audacia y la fraternidad de Marcelino? Podríamos reflexionarlo cada uno personalmente.

Marcelino se preocupó de que hubiera en sus colegios un espíritu de familia, que todos se encontraran a gusto y felices y, así, cada uno recibiera la formación adecuada para ser, como él quería, “buenos cristianos y honrados ciudadanos”. Esto es lo que esperamos alcanzar los que estamos en nuestro colegio: todos somos importantes y Dios nos quiere a cada uno, confía en nosotros y nos pide que caminemos juntos, con ilusión, esfuerzo, cariño y alegría.

En esta víspera de la fiesta de San Marcelino, nos sentimos unidos como familia marista y rezamos para que siga creciendo entre nosotros el ejemplo de este Santo que anima nuestra vida diaria.


Lectura de la carta del apóstol San Pablo los filipenses
Estad alegres en el Señor. Os lo repito: estad alegres. Que vuestra bondad sea conocida de todos los hombres.
El Señor está cerca. No os pongáis nerviosos por ninguna cosa, porque lo que tenéis que hacer es pedirle a Dios lo que necesitéis, mediante la oración y la súplica, dándole gracias después.
Y la paz de Dios vendrá a vuestros corazones y a vuestros pensamientos según lo quiere Jesús.
Por todo lo demás, todo lo que sea bueno en vosotros, sea conforme a la voluntad de Dios, y todo lo que habéis aprendido y recibido de Jesús, ponedlo en práctica y la paz de Dios estará siempre con vosotros.
Palabra de Dios

Para reflexionar… (lo leen dos alumn@s)
También este año, la fiesta de San Marcelino seguiremos celebrándola de forma un poco “especial”. Es imposible reunirnos todos para celebrar la misa en el colegio py vivir esta fiesta como lo hemos hecho otros años.
Esto no va a impedir que, desde hoy, nos pongamos con una actitud de agradecimiento a Dios. Para nosotros ahora es importante recordar algunos elementos importantes de la vida de nuestro fundador.
Marcelino fue un hombre que vivió el espíritu de familia con los hermanos y con todos los que se acercaban a su obra. Desde aquella primera comunidad de Hermanos en La Vallà, uno de sus empeños fue “crear familia” en la convivencia diaria con aquellos primeros Maristas que iniciaron su Obra. Y, a medida que se abrían nuevos colegios, siempre quiso que el trabajo educativo estuviera apoyado en Dios, con el modelo de María y desde la vida fraterna.
No lo olvidemos nunca: ser miembro de la Comunidad Educativa de San José del Parque nos exige crear siempre un espíritu de familia y de unidad: todos somos importantes en este puzzle precioso que forma el corazón del colegio en el que estamos. Y es lo que estamos aprendiendo en estos meses de confinamiento, la importancia de las personas de casa y la necesidad de los profesores y personal del colegio para no perder el ritmo del crecimiento personal que tenemos que seguir construyendo. No somos nada sin los demás.
La vida de Marcelino y este espíritu de familia nos compromete a un esfuerzo alegre en los estudios, en las relaciones con los demás y en la ayuda mutua. Que con nuestra forma de ser y hacer los demás puedan ver cuánto los quiere Dios y cómo confía en cada persona…

Peticiones Respondemos: “Te alabamos María”
1. María, porque las maravillas porque nos has dado un curso para crecer como personas.
2. María, porque nos has dado una familia, a la que no queremos defraudar.
3. María, porque nuestros padres siempre confían en nosotros, a pesar de los tropiezos.
4. María, porque en el colegio tenemos medios y personas que nos permiten madurar y aprender.
5. María, porque siempre encontramos alguien dispuesto a escucharnos y a echarnos una mano.
6. María, porque en esta clase hemos vivido buenos momentos y, unidos, hemos superado dificultades.
7. María, porque algunos compañeros han dado pasos importantes en su vida.
8. María, porque cada día eres la Buena Madre que nos acompaña y auxilia.

Ave María (todos juntos)

https://www.youtube.com/watch?v=MDgzGH5Nkjg&t=14s&ab_channel=MaristaPalenciaCMC